” La Insostenible Big Band, una de las más prometedoras bandas de la ciudad “

Durante una semana al año Málaga suena a jazz. La Insostenible Big Band, una de las más prometedoras bandas de la ciudad, formada por 26 músicos malagueños, aporta su juventud y calidad al cartel del Festival de Jazz que se celebra durante estos días. Hemos hablado con su director, Antonio Lara, que nos relata su experiencia y anticipa algo de lo que podremos ver este jueves en el Teatro Echegaray a partir de las 21.00, con las entradas agotadas desde hace semanas.

¿Cómo llega una Big Band genuinamente malagueña, y sobre todo de componentes tan jóvenes, al Festival de Jazz de Málaga? Cuéntenos cómo surge la idea de la agrupación…

La Big Band surge como asignatura optativa en el Conservatorio Manuel Carra durante el curso 2004-2005. No sabíamos cómo iba a ser el resultado, pero se dieron unas circunstancias favorables, junto a la implicación de algunos profesores (Nacho Doña y Chema Rivas) y un alumnado de gran calidad interpretativa y con una gran respuesta hacia una música nueva para ellos. A partir de ahí se fueron sucediendo los acontecimientos, la gran aceptación por la comunidad escolar (profesores, alumnos, equipo directivo y padres y madres),  las actuaciones que tuvimos durante ese curso… Y de esa primera propuesta escolar, surgió La Insostenible Big Band, que en un periplo de 5 años ha recorrido ya las salas más importantes de la ciudad y provincia (Teatro Cervantes, Centro Cultural Provincial de calle Ollerías, Palacio de Ferias y Congresos, Plaza de la Constitución, Auditorio Eduardo Ocón, La Caja Blanca, Teatro las Lagunas de Mijas, Antequera, Vélez-Málaga)… y este jueves visitamos el Teatro Echegaray para debutar en el Festival de Jazz.

Vemos que a la largo de estos cinco años han desarrollado una trayectoria de conciertos muy amplia, tanto en Málaga como fuera de la ciudad. ¿Están contentos con la acogida que reciben allá donde actúan?

Hasta ahora no nos podemos quejar, hacemos una música abierta a todo tipo de público, joven y menos joven, es como en la música clásica. Nosotros consideramos que el swing, el boogie, el foxtrot, el charleston… el jazz en general es para todos los espectadores y siempre nos responden muy bien.

¿Cuáles son las fuentes principales de su repertorio como Big Band?

Fundamentalmente son el repertorio clásico de las grandes orquestas de swing de los años 40 y 50, como las de Benny Goodman, Glenn Miller, Count Basie, etc, que en su época eran (y aún hoy lo siguen siendo) las principales referencias en este tipo de música. Algunos arreglos los hacemos nosotros mismos, y otros los vamos recopilando de un lado y otro. Tenemos una página web y una en myspace en la que se pueden escuchar algunas canciones de nuestro disco, “Jazz’tamos aquí”, que grabamos en 2007, además de poder consultar nuestra agenda de conciertos en nuestra web www.lainsosteniblebigband.com

Sabemos que hace muy poco han puesto en marcha el proyecto de una Escuela de Jazz para niños, con el patrocinio de la Fundación Musical de Málaga…

Sí, este es un proyecto conjunto de la Fundación y algunos miembros de La Insostenible como profesores, con el que pretendemos introducir en este tipo de música a jóvenes estudiantes de los distintos Conservatorios y Bandas de Música de Málaga. Hicimos la presentación de la Escuela con un concierto en el Centro Cívico el pasado mes de julio, hace unas semanas participamos en la II Gala de la Fundación en el Teatro Cervantes, y en Navidad estaremos en la Plaza de la Constitución en el Ciclo de Música en Navidad.

La apuesta por el jazz en nuestra ciudad, en cuanto a número de salas, etc., es limitada, pero sí se observa que el público acude en un muy buen número a los conciertos que se organizan, por ejemplo los de este festival. ¿Qué necesita Málaga para convertirse en un punto de referencia del jazz en Andalucía?

Se necesitaría más apoyo institucional por parte de los organismos oficiales (Ayuntamientos, Diputación, Junta de Andalucía, etc.), para que pudiéramos desarrollar más regularmente este tipo de música en sus espacios, tanto a nivel profesional como principiante. Todos sabemos que Málaga goza de algunas salas como La Caja Blanca, el Auditorio de la Diputación en calle Pacífico y otras muchas, pero que quizá no se aprovechan todo lo bien que se debería. Tenemos, por ejemplo, el recinto Eduardo Ocón, en el que se podrían realizar mas actividades musicales durante los fines de semana o en las noches de verano, y al igual que esta se podrían desarrollar muchas más ideas. Para que Málaga se convierta en un referente en la música de jazz, habría que aplicar una política cultural más comprometida con este tipo de expresión musical, y esperamos que más tarde o más temprano se consiga con la aportación de todos.

¿Qué podremos ver en el concierto de este jueves en el Teatro Echegaray? ¿Nos tienen reservada alguna sorpresa que puedan anticiparnos?

En nuestro debut en el Festival de Jazz de Málaga el público verá a una banda de jóvenes con una gran calidad musical y artística, donde nos colamos algún que otro mayorcete intentando no desentonar. Y un repertorio con mucha fuerza y ritmo para que el público este vibrando durante la aproximadamente hora y media de concierto. Sorpresas habrá, y muchas, pero si las decimos dejarían de ser sorpresas…

ymalaga.com