” Músicos muy jóvenes, de una calidad extraordinaria. El público enloquece con ellos ”


Big BandAnoche tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Málaga un concierto especial. Una big band de músicos malagueños que empezó de forma humilde hace 6 años, y que ya está en el cartel de un festival de jazz como el de Málaga, al que cada año asisten músicos de primer nivel del panorama internacional. Pero a pesar del lugar donde se encontraban no cambiaron ni un ápice su personalidad cercana, su humor natural y la soltura con la que se desenvuelven ante el público. Da igual el número de espectadores: ellos se lo pasan bien en el escenario, sin formalismos, y eso lo transmiten a un público que enloquece con ellos.

Son músicos muy jóvenes, pero todos tienen una calidad extraordinaria. Siempre me sorprendo con la fuerza y presencia de su baterista, Francisco Fernández (Paquito), el acompañamiento del pianista y subdirector Nacho Doña o la voz de Raquel Pelayo. Ayer hubo varias sorpresas para mí. No sé si serían innovaciones para la ocasión o ya las hacen desde hace algún tiempo, ya que les perdí la pista hace aproximadamente un año y volví a reencontrarme con ellos anoche. Una de ellas fue que la clarinetista, Marta Galiano, se puso delante del micrófono y cantó con Raquel algunos temas. También me sorprendió muy gratamente el trío que hicieron Raquel Pelayo, Marta Galiano y la invitada Ana Sánchez, vocalista de Jazztease, a lo The Puppini Sisters. Cantaron, de hecho, un tema que ellas también interpretan: Boogie Woogie Bugle Boy. Más sorpresas: el director, Antonio Lara, cantó el famoso Bad, bad Leroy Brown de Frank Sinatra con el coro de las tres chicas detrás y Come by me. la última gran sorpresa para mí fue ver la interpretación de Birdland, que conocía de Weather Report, y que ellos tocaron en su estilo.

Fue un concierto completo, con diversos estilos, música estilo años 20, swing, ritmos más complejos que ejecutaron de forma excepcional y también temas más lentos. Tocaron de forma preciosa el ya de por sí hermoso Come rain or come shine. Raquel tiene una calidad vocal sobresaliente, y esta versión fue muy acorde con el significado que tiene la canción. Se podría decir que ese tema anoche tenía alma, estaba vivo y tenía un significado.

En el concierto hubo espacio para clásicos de las big band como In the mood o Nou´s blue, con el que cerraron la actuación. Como conclusión me gustaría recalcar que lo más sobresaliente de esta banda es la actitud que tienen y la fuerza con la que tocan. Son 6 años de historia que continuarán con muchos éxitos.

Álvaro López Franco | papeldeperiodico.com